may 19, 2012 - Destacados    8 Comentarios

Tengo el embrión de una idea en la cabeza

Desde hace un tiempo vengo sintiendo un ruidito dentro de mi cabeza sobre como realizar algo que sea verdaderamente importante en el tiempo, algo que sea superador de nuestra modesta existencia, algo que nos trascienda.

Como sabrán los que me conocen, he militado durante muchos años en el radicalismo, pero fundamentalmente ha sido una experiencia que en poco se ha cristalizado en resultados concretos.

Me he formado si, he realizado tareas de apoyo social en “el barro” como normalmente se dice, pero me he sentido abrumado por lo inconmensurable del desafío y los pocos resultados concretos que he logrado desde mi lugar.Es por eso que he vivido niveles de frustración importantes, llegando a replantearme muchos de los pasos que he dado y hacia donde me han llevado estos.

Pero bueno, en un giro de las cosas al estilo “esto no te los esperabas” consegui trabajo, un muy bien trabajo diría yo, haciendo una de las cosas que más me gustan pero combinadas, el uso de las tecnologías de comunicación desde la informática, y conocer gente.

Esto me llevo a lo que creo será un resumen de estos dos conceptos, conocer y considerar nuevas ideas y puntos de vista, pero además de gente que no necesariamente nos encontramos físicamente cerca

Así es que me volque sin demasiados filtros a Twitter, Facebook, Google+ y cuanta red social o formato de comunicación encuentre, detrás de esto, ampliar mis horizontes y puntos de vista.

Así fué que me crucé con este video de los TEDx, que es la vivencia de Hernán Casciari y este video me cambió la cabeza. Los invito a verlo

Luego de esto, me agarró un ANSIA, que de la única que forma que se me ocurre graficarlo, sería la sed de un vampiro al que ninguna sangre alcanza a saciar, de seguir escuchando. Y me enganché en YouTube a ver videos de los TEDx y me encontré con este impresionante video de Alfredo Casero  en donde más allá de su histrionismo que siempre disfruto, me dictó algunas de las mayores verdades que escuche en los últimos años. Enjoy

Y finalmente en esta maratón y casi por error, leí “Alfons Cornella – Lo radical es normal” y yo, con raiz partidaria en la centenaria UCR pense que alguien hablaba de Raúl, pero no.

Es un Español que vino a contar ideas realmente radicales como “dar sin recibir nada a cambio”. No los voy a aburrir comentándolo. Vean por Uds mismos.

Bueno en este punto me sentí apabullado.

¿Es que acaso estas elementales verdades simplemente no las vi?. Si no las vi.

Y pensé ¿ que puedo hacer con todo esto? ¿Cómo aplico todo este torbellino que tengo en la cabeza en el mundo real, y con eso logro transformaciones reales en los otros y en mi?

Es por eso que se me formó este embrión y si me sale describirlo podría decir de el que:

  • Todos tenemos potencialidades que no son aplicadas en nuestra vida profesional o laboral y esto nos llena de frustración.
  • Conocemos un gran número de necesidades a nuestro alrrededor en nuestro entorno, en nuestros vecinos, en nuestros barrios, y vemos que nadie hace nada, pero los primeros que no hacemos nada somos nosotros.
  • Si me estas leyendo esto es porque manejas las elementales herramientas de comunicación online, Twitter, facebook, mail, blog… la distancia no es escusa.
  • Y finalmente lo más revolucionario de todo. ¿Y si hacemos esto porque si? ¿Y si ayudamos porque alguien lo necesita y no por un fin comercial?

Se que suena raro, terriblemente incorrecto política y económicamente, pero la pregunta es ¿porqué no?

Quizás haya que pensar en financiamiento para bancar los proyectos si, pero si tenemos una buena idea, ¿será difícil conseguir quien nos ayude a realizarla?

Quizás los aportes que encontremos no sean sólo monetarios. Un aporte para mejorar una idea puede ser más valioso que el dinero. ¿Y tu experiencia? nuestras especificidades nos hacen valiosos en los campos que nos involucramos.

Al decir de una buena amiga, somos los expertos entre nosotros si entendemos lo de “experto” como “el que más sabe entre nosotros sobre un tema determinado”

Bueno este es el embrión.

En la práctica sería algo así, somos un grupo de gente que dedicamos un rato de nuestro tiempo a lograr soluciones concretas a problemas de otra gente que viene a planteárnoslo.

Buscaremos financiamiento entre amigos y gente que comparta estas ideas, que estarán aportando quizás montos mínimos, pero todos serán imprescindibles.

Esta es sólo una idea y como idea que es es perfectible. Quien se apunta a charlarla y a hacerla crecer entre todos?

8 Comentarios

  • Me sumo. Ya sabés que estoy. Me encantó el post, la propuesta, el desafio

  • Count me in!
    Habría que formar algo así como un grupo de google para ir intercambiando las ideas sobre la formación del grupo entre quienes se quieran sumar y así poder empezar a hacer crecer este “embrión”.

    Abrazo,
    Lisandro

  • Yo me anoto. Siempre se puede hacer algo solo por hacerlo, sin necesidad de recibir nada a cambio.
    Ejemplos de esto hay muchísimos, pero puedo mencionarte a Ezequiel Alvarez, que sin recibir un mango (al revés, perdió mucha guita) hizo dos ediciones del almanaque solidario juntando gente de todas partes.
    En lo que se pueda, contá conmigo.

  • [...] Tengo el embrión de una idea (Ideas en palabras). [...]

  • Muy valiosos conceptos , ayudar sin recibir nada a cambio …Ojala algun dia todos entiendan esto .

    • Avatar de Adrian Florenza

      Gracias Gonza por tus palabras.

      Ahora no te parece que para que esto se entienda, no deberíamos comenzar a transitar este camino?

      Algunos buenos amigos ya hicieron sus primeros pasos, opinando y aportando buena onda y predisposición.

      Y vos sos uno de ellos.

      Gracias de nuevo.

  • Buscaremos financiamiento entre amigos y gente que comparta estas ideas, que estarán aportando quizás montos mínimos, pero todos serán imprescindibles.

¿Tenés algo que decir? Vamos, animate y dejá tu comentario!