Mi nombre es Adrián Florenza y soy un rosarino orgulloso de su ciudad y de su gente. Estoy casado con mi mejor amiga Alejandra y somos padres de Lautaro y Valentina.

Soy militante de la Unión Cívica Radical desde 1988, año complicado para hacerse radical, pero siempre fuí medio cruzado con algunas cosas yo…

Soy canalla y a pesar de el mal momento de Central, soy una fanático de mis colores, asi que semana a semana esperamos el milagro de la resurrección del nuestro.

Mis hijos son mi maravilla. Lautaro es un tesoro que estuve esperando los últimos 15 años de mi vida. Es curioso, inquieto con las preguntas, y aunque recién tiene 9  10 años ya carga la picardía de los pibes de hoy. Es un fanático de la computación, y anda por la vida arrastrando su notebook a duras penas ya que es algo más pesada que él ;)

Valentina es una promesa de diosa. Con apenas sus casi 5  6 años ya es bailarina, actriz, cantante y defensora a ultranza de su hermano, primos y abuelos. La máxima fué cuando lo encaró al abuelo y le pidio para el cumpleaños que le regalara un caño para bailar en su pieza :/

Y finalmente Alejandra. La mujer más importante de mi vida. Mi amiga, que no sabía que la amaba y que tuve que avivar en un planteo suicida cuando le dije que “no me importaba lo que pensara de mi, pero que la amaba y no podía estar sin que ella lo supiera”. Desde el momento en que comenzamos a salir, a apenas 7 días de estar juntos, ya habíamos decidido casarnos y por lo menos tener nuestros actuales hijos.

12 años después acá estamos peleándola hombro con hombro aprendiendo todos los días de nuestros errores y aciertos, escribiendo el inexistente manual de ser padres, luchando por mantener vivas las utopías y juntando entre los cuatro, fuerzas para hacerlas realidad.

Gracias por pasar por acá, nos seguimos leyendo.